Esto es el fin

Autor: Velkar


Esto es el fin… El fin de la aventura, el fin del sueño… el sueño que jamás debí empezar, el sueño en que jamás debí creer.

En un tiempo repleto de falsos profetas, de cuerpos yacentes, de escaleras sin barandillas, de juguetes parlantes… decidí salir a la luz, decidí donar mis dones, envueltos en un velo de locura y desazón, pero disfrazados de poder. Y funcionó… Fui capaz de aportar vestigios de vacía esperanza, laxos apoyos de apariencia compacta, ilusiones sobresalientes que no hacían más que ocultar realidades desbordantes… Jugué a ser Dios.

Y aquí me hallo, encerrado, sin un solo rayo de luz ni de esa esperanza que un día pretendí sembrar. Como un vulgar perro abandonado, sitiado entre cubos de basura, asustado y con la gloria embadurnada de vergüenza. Si no me hubiera crecido…, si la primera vez no hubiera salido bien… Mi alma, henchida de divinidad, engrandecida por la alabanza, cegó todo un panorama de luchas febriles por la supervivencia, ennegreció el sentido vital del sufrimiento y quiso ascender al trono, a ese trono que a ninguno nos corresponde.

Quizá si la segunda vez algo hubiera fallado…, si aquella cuchilla hubiera acabado sajando su destino, si mi fuerza hubiera flaqueado, si la casualidad no hubiera tejido sus redes…

Pero el peldaño fue subido. Desde más arriba observaba un mundo cada vez más minúsculo. Y mi ser comenzó a trastocar, ahora en serio, una realidad desperdigada y desnuda, pero sujeta con hebras de ordenada absurdez. Y sin embargo, ahora, conmocionado hasta los tuétanos por este fango sombrío, voy despertando poco a poco a la esencia sentida, mas no sé si lograré agarrarla, pues voy a morir… ahora.

¿Qué es eso?... Debe ser pasto de otro sueño, pero pareció que mis oídos percibían la voz de un niño… Sí, hay algo ahí fuera. Si no pudiera apostar mi sangre a que estoy muerto, juraría que hay alguien ahí fuera… o aquí dentro… pero, ¿dentro de qué?, ¿fuera de dónde? No hay nociones ya en mi mente.

Es cada vez más fuerte… Jamás acarició mi cabeza la idea de que el diablo tuviera voz de niño… ¡Llévame contigo! ¡Sé que tengo que pagar y estoy dispuesto a hacerlo!

Varias horas han pasado… diría, si el tiempo tuviera algún sentido para mí. Mucho rato, susurros de cachorro mantienen mi inerte cerebro alerta; hasta rastros de sonidos extravagantemente familiares golpean desde lo alto…

¿Qué ocurre?... ¡No, noooooo! ¡No me ciegues! ¡No sé si quiero salir! ¡Muchacha, cierra esa compuerta, apaga esas sirenas!

17 comentarios:

Belén dijo...

Velkar, me ha sorprendido mucho este nuevo relato que me enviaste. Mejora mucho la calidad del anterior.

Velkar dijo...

Bien, este relato es previo a todo lo escrito posteriormente; de hecho fue mi primer acercamiento al mundo de la escritura animado por un concurso promocionado desde un foro que nada tenía que ver con la literatura.
Lo cierto es que es bastante complejo de entender, pero si alguien quiere que le aclare alguna duda, lo haré sin problemas.
Gracias otra vez, baoyim.

Francisco Javier Illán Vivas dijo...

Pues ya se notaban formas con las cuales después, nos sorprendiste.

Toxicmen dijo...

muy bueno, felicitaciones.... te envito a descubrir la chica del vestido negro en http://notas-del-silencio.blogspot.com/

Velkar dijo...

Gracias a los dos, especialmente a Fco Javier. Todo un honor para mí recibir críticas positivas de alguien como tú. Por cierto desde hace poco sigo tus blogs, pese a que te llevo conociendo desde hace meses a través de los diversos foros en los que participamos.
Un saludo.

Francisco Javier Illán Vivas dijo...

Lo he visto Velkar, gracias. ¿Y tú, lo tienes?

Velkar dijo...

¿Blog, te refieres? Sí, en este mismo Belén ha puesto el enlace. http://laleyendadeleureley.com Estaría gustoso de recibir tus comentarios. Un saludo.

Anabel Botella dijo...

Un relato bueno y bien escrito. Yo también me uno a escritores en la sombra. Ya desearíamos que nos publicaran nuestras novelas.
Como soy nueva en este blog, me ha parecido buena idea otorgar un premio.
Saludos desde La ventana de los sueños, blog literario.

Edu dijo...

Un sueño se acaba con otro o con una pesadilla.
Un Saludo.

LOREA OTSOA HONORATO dijo...

Hola a todos, hace poco tiempo que sigo este blog,y creo que tiene cosas muy interesantes. Me ha gustado mucho tu relaro, Velkar, lo encuentro muy evocador.
Me gustaría dejaros la dirección de un foro literario en el que se pueden publicar relatos y demás, además de publicitar las obras propias publicadas:
http://literaturadebate.forogratis.es/board/

Un saludo.

Carolina dijo...

Pues sí, es complejo de entender. La primera vez que lo leí no entendí ni jota. Yo escribo pero no me considero escritora. Leo muchísimo y me gusta que lo que leo me llegue sin yo tener qué pensar qué quiere decir el autor, cuáles son sus intenciones, etc, etc. Quiero que me saquen de mi mundo y penetrar en otro diferente sin pensar. Con este relato he de pensar, lo cual no es malo, al contrario, pero es que me resulta oscuro lo que escribes. Con todos mis respetos a quien se atreve a escribir y dar a conocer su obra al mundo. Saludos!!

La sonrisa de Hiperión dijo...

Me has hecho volar en mi mente.
Saludos!

Velkar dijo...

Entiendo perfetamente lo que dices Carolina. No es el estilo que más me gusta escribir, éste, ni mucho menos. Y sin embargo debo admitir que sí me gusta leer cosas así, que me hagan trabajarme un poco el cerebro. En todo caso y como a mí también a veces me queda la sospecha de pensar si el propio autor sabe de lo que habla cuando se mete en este tipo de berengenales, voy a explicar brevemente el significado del texto. El que prefiera no saberlo que no siga leyendo:
se trataría de un héroe circunstancial que viendose elevado fruto del azar ha llegado ha sentir que podía ser alguien por encima de los demás. También de paradójica manera sufre una situación en la que se ve encerrado en un agujero del que no tiene opción de salir; así, descubre el error en el que estaba imbuido, al tener que ser ayudado en su liberación por la antítesis de su supuesta fuerza: un niño (en este caso, una niña). El problema viene cuando el héroe venido a menos no tiene claro si quiere salir de nuevo a esa realidad en la que ya no será ese ser tan "especial"...
Un saludo

Velkar dijo...

Disculpen la falta de ortografía. Eso me pasa por darle a enviar antes de revisar el texto. (sonrojo)

Carolina dijo...

Muchísimas gracias por tus aclaraciones. He vuelto a leerlo, por supuesto y leeré todo lo que escribas a partir de ahora. Saludos!

Susana Eevee dijo...

¡Un estupendo relato, Velkar! Muy bueno, de verdad, tanto en el fondo como en la forma.

No comparto la opinión de Carolina. Creo que se entiende bastante bien, y además con el acierto de no entrar en el detalle para así dejar un poco libre la interpretación de la historia.

Un saludo.

Velkar dijo...

Susana!! Cuanto me alegro de que te haya gustado. Todo un honor para mí. Por cierto, podías animarte a enviar alguno de tus textos.
Un saludo y gracias de nuevo.