MONÓLOGO INTERIOR, FRAGMENTOS DE PENSAMIENTO -o cómo divagar mucho en pocos minutos-.


Autor: Carolina Márquez


Nueve menos cinco de la mañana. Una hora menos cinco minutos menos en Canarias. No sé por qué pienso en Canarias. Vaya, he de esperar a que abran la tienda de regalos. No me apetece comprar el regalo, ni siquiera me apetece darle los buenos días, ni las gracias, ni la hora y mucho menos el maldito regalo. Pues no se lo compro, con lo mal que voy de pelas. Por qué sigo pensando en pesetas, en euros serían... Mejor me siento en el banco mientras espero. ¿Llevaré caramelos en el bolso? Piensa: bolsillo interior derecho, no en el izquierdo, sí. La de cosas inútiles que llevo en el bolso. Voy a hacer limpieza uno de estos días, he de hacer limpieza, limpiar me da alergia. Yo no tengo alergia, ella sí. Pues lo siento por ella.

No hay ni una nube en el cielo, "los pajaritos cantan..."
Puaj! que asco de caramelo, he de cambiar de marca.
Ostras! qué perro más feo, no se parece a su dueño, aunque a lo mejor no es ése su dueño.

A ver si abren ya, tengo frío y no voy a fumar otro cigarro. Tengo que racionar, fumar menos, racionar, voy mal de pelas. Otra vez las pelas. ¿Qué le compro?, no pienso gastar mucho.

Me gustan las botas de aquella tía, chulas de verdad. He de cambiar las suelas de mis botas. Lo haré mañana, y la limpieza también. Mejor pasado mañana, tengo tiempo.

Nueve menos cuatro minutos. Seis horas menos cuatro minutos menos en Nueva York. No sé por qué pienso en Nueva York. Me gustaría viajar, ahora mismo y conocer la Gran Manzana. ¿Tendrán caramelos de manzana?. Lo tengo pendiente por culpa de aquel gilipollas... ¿cómo se llamaba?...mmmm... da igual. No, no es verdad, es por culpa de las jodidas pelas, no tengo pelas.Tengo que hacer una primitiva o comprar un cupón de los ciegos. Total, no me va a tocar...

Tengo hambre. Me tomaría un café. De Jamaica. ¿Cuántas horas menos son en Jamaica?. Anda que tiene huevos la colega, que si vas a regalarme algo al menos que sea útil, bla, bla y bla bla. Pues si te parece inútil te jodes y te aguantas como haces con tu alergia, pones cara de póker y das las gracias como una buena chica. Yo no te las daría desde luego. Tampoco te daría la hora, ni mis caramelos de menta que llevo en el bolso desde hace cuatro meses. Tampoco el regalo. Con las pelas podría comprarme unas botas nuevas. O un perro feo para ligar con un tío guapo.
Qué frío hace...

Nueve menos tres minutos. Tres horas menos tres minutos más en Roma. En Roma estuve una vez. Me gustaría volver, para eso tiré la moneda en la fuente. Ahhhh siempre sale el dinero por medio. Ahí vuelve el no-dueño-guapo del perro feo. Porque seguro que no es el dueño. ¿Cómo será el dueño? Feo de cojones, como el perro.

Voy a comerme otro caramelo. No me gustan estos caramelos. Me muero por un café. Ya no me importa si de Jamaica o de Colombia. ¿Serán seis horas más en Colombia?. No sé.......... me pesa el bolso. En cuanto llegue a casa lo vacío y lo limpio y tiro lo que no sirva. Andaaa, mira dónde puse la primitiva de hace dos meses. No, si me toca y no me entero, que es lo mismo que si no me toca, no,no, peor. No tengo suerte, así que de ningún modo me va a tocar. Tanta mierda en el bolso me va a dar un día alergia. Creo que llevo las pastillas esas, los antihista-no-sé-qué. Me apetece un cigarro.

Nueve menos dos minutos. Que abran ya la puta tienda. Y llegó la primavera y hace un frío que pela. No quiero volver al tema de la pela. Y si no puedo ir a Nueva York o a Colombia porque no hay pelas, pues me la pela. Jodido chiste fácil que no me hace jodida gracia.

Con una hora menos, ¿existen años bisiestos en Canarias? Allí no creo que haga este frío. Pues claro que existen los bisiestos, también hay perros feos. Pero los caramelos no son de menta, como los que llevo en la maleta, digo bolso. Pues claro que no, saben a plátano supongo.

Podrían darle alergia los regalos a la colega. O los plátanos.

¿Por qué metí un pote de laca en el bolso? Yo no uso laca. Me da alergia.
¿Y estas entradas de cine usadas? No sé por qué las guardo. En las películas todos los tíos son guapos. Y los perros. Y las tías llevan botas de diseño. Las mías no son de diseño. Pero aguantan, más me vale.... voy a fumarme un cigarro.

Nueve menos un minuto. Se abren las puertas de la tienda, ¿tengo que tirar ahora el cigarro? Puta Ley de Murphy. Pues ahora esperáis vosotros. Voy a mirar el escaparate a ver que hay. Seguro que cosas inútiles, excusa perfecta pa no comprarle er puñetero regalo....

Nueve en punto de la mañana. Pues bueno, no me arrepiento. ¿Para qué comprarle un regalo a quien no trago ni conecto de ninguna de las maneras? No hay ni una nube en el cielo. He hecho una buena compra con el dinero del regalo y me llevo un montón de cosas. A ver, una peli con tíos guapos y botas de diseño, un collar nuevo para mi perro feo, caramelos de manzana y también de menta pa no perder los hábitos, una guía de viaje sobre Nueva York y una litografía del Teide, Canarias, café de Colombia, que de Jamaica no he encontrao, un bolso mini para cuando salga de marcha, tres cartones de cigarros y una caja de puritos, por capricho, una primitiva con apuesta múltiple y un kilo de plátanos.

Me siento bien, con lo que gane con la primitiva me iré a Roma, si no la pierdo antes en el bolso. Da igual.

Me siento bien, no tengo alergia y no hay nubes en el cielo.....

Carolina Márquez.- El Espíritu del Halcón., Karyûkai, Proyecto Dragón.

11 comentarios:

Belén dijo...

¿De qué me suena?
Me gusta muchísimo y no me canso nunca de leerlo.

Carolina dijo...

Te suena porque lo publiqué haaaace mucho tiempo en El Espíritu del Halcón, y he pensado que debía publicarlo aquí; a mí también me gusta (qué voy a decir, si lo he escrito yo), porque es un trocito de una vida normal y corriente en la que cualquiera puede verse reflejado.
Además de que me gusta divagar enormemente y se me va la olla a veces...

milagros dijo...

Me ha gustado. Sencillo y real.
Toda negatividad y pesimismo desaparece cuando hace lo que realmente desea: no comprar el maldito regalo.

Belén dijo...

Bueno, yo pensaba que era un relato de "experiencia personal" y si, lo recuerdo de El Halcón.

Carolina dijo...

Y tienes razón, algo de personal si que hay, no todo, pero si bastante.
Nos vemos ahora p'al aperitivo, acuérdate de venir acompañada con "Sin pedigrí", jeje.

Carolina dijo...

Milagros: captaste una parte del relato. La otra parte es que, pese a los sentimientos negativos que nos invaden, nosotros mismos, podemos reconducirlos a lo positivo.
Siempre se obtiene algo positivo de nuestras experiencias, siempre.
Un beso.

Nieves Hidalgo dijo...

¡Lo que me he reído!
Hija, eres la bomba, yo no había leído este relato, pero te felicito. Real como la vida misma, porque mira que somos merluzos a veces haciendo lo que no queremos. Está bien eso de plantarle cara a lo que nos disguta.

Besazos

Carolina dijo...

Yo si que me río contigo, jajaja!!!
Gracias, y sí, a veces somos muuuuy merluzos!
Besazos a...capazos!

Irdala dijo...

Holaaaaaa! He venido sólo a visitarte y no esperaba echarme unas risas también. Ha sido una grata sorpresa encontrar este relato.

Un besazo.

Carolina dijo...

Irdalaaa, bievenida!!!!!!!
Gracias, la sorpresa es mía, qué bueno tenerte aquí!!
Miles de besazos...

Ángel Linares dijo...

....y porqué.!!!
no me has comprado un regalo.
Ahora ya se como eres
y no te querré.
Yo quería un regalo...
solo uno...
solo un pequeño regalo.....
Porquéeeeee...
no lo has compradoooooo.!!!!
Bueno es igual.
Ya no quiero regalo.
Un beso.